GLORIFICAR A DIOS VA DE LA MANO DE OBEDECER A DIOS Por Susanne Schuberth

Hace unos dos años, el Señor a través de mi amigo Michael Clark, trajo a mi vida una maravillosa persona y sierva de Dios, Susanne Schuberth. Ella es una bella alemana que ha sido de gran bendición a mi vida. En estos últimos años he podido ver como Dios ha roto vínculos con personas, porque Dios es Señor aun de nuestras relaciones personales. Pero me ha ido uniendo a otras. Y cuando es el Señor que nos une, todo obra para bien, porque lo que une Dios, no lo puede separar el hombre. 

Esta es una de tantas enseñanzas que el Señor le ha regalado a mi amiga y hermana. Dios la usa al escribir para edificar al pueblo de Dios. Estaré compartiendo muchos de sus escritos, al igual que de otros amigos y hermanos alrededor del mundo. Porque la Iglesia del Señor no tiene muros y donde dos o tres están reunidos en Su nombre,  no importa donde estemos, allí está Él; puede ser en Idaho, España o hasta lo último de la tierra. El Señor es Señor de este planeta y une a Su pueblo con Su Espíritu.

Aquí les va el primero...

GLORIFICAR A DIOS VA DE LA MANO DE OBEDECER A DIOS

Por Susanne Schuberth




“Se han mostrado las flores en la tierra, el tiempo de la canción es venido, y en nuestra tierra se ha oído la voz de la tórtola”. (Cantares 2:12). 

En la lectura de los siguientes versos, me parece que hay algunos requisitos que se deben cumplir por nosotros, antes de que podamos estar seguros de que siempre es Dios que nos conduce. El Rey David compartió sus propias experiencias con nosotros cuando dijo:

“Encaminará a los humildes por el juicio, y enseñará a los mansos su carrera. Todas las sendas del Señor son misericordia y verdad, para los que guardan su pacto y sus testimonios. Por tu nombre, oh Señor, perdona también mi iniquidad, porque es grande. ¿Quién es el varón que teme al Señor? Él se le enseñará el camino que ha de escoger. Su alma reposará en el bien, y su simiente heredará la tierra. El secreto del Señor es para los que le temen, y a ellos hará conocer su pacto”. (Salmo 25: 9-14).

Si hemos sido humillados por Dios para ver la miseria de nuestra vieja naturaleza, ya no podemos confiar en nosotros mismos. En su lugar, comprendemos a dónde nos conducen continuamente nuestros viejos caminos. De hecho, apartarse de Dios al no elegir escucharlo siempre conduce al pecado.

David sabía que Dios no nos perdona porque lo merezcamos, de ninguna manera; Él perdona los pecados a causa de Su gran amor por los pecadores, por amor de Su nombre, para que Su nombre sea glorificado, no por nuestro nombre. Sin embargo, el amor inquebrantable de Dios no toma su justicia inherente a distancia y por lo tanto, Él no quiere que nos quedemos atascados en nuestros viejos y pecaminosos caminos. Si no mantenemos un oído abierto a Sus suaves codazos, Él nos deja durante un cierto tiempo, hasta que comamos lo suficiente de la mala fruta que hemos sembrado al hacerlo. Dios que es paciente, esperará hasta que nos volvamos a Él de nuevo con un corazón humilde y equipado con un temor que echa fuera el deseo del pecado. El libro de Eclesiástico 1: 25 – 29 nos dice:

“La raíz de la sabiduría es el temor del Señor; y sus ramos son de larga vida. En los tesoros de la sabiduría se halla la inteligencia y la ciencia religiosa; mas para los pecadores la sabiduría es abominación. El Temor del Señor destierra el pecado: quien no tiene este temor, no podrá ser justo; porque su cólera exaltada es su ruina. Por algún tiempo tendrá que sufrir el que padece, mas después será consolado”.

Los pensamientos de Oswald Chambers sobre cómo Dios nos guía, son bastante prácticos y fáciles de entender. En cuanto al progreso de nuestro viaje espiritual, escribió lo siguiente:

“En primer lugar, queremos en nuestra conciencia ser guiados por Dios. Pero a continuación, a medida que crecemos espiritualmente, vivimos tan plenamente conscientes de Dios, que ni siquiera necesitamos preguntar cuál es Su voluntad, porque la idea de elegir de otra forma, nunca ocurrirá a nosotros. Si somos salvos y santificados, Dios nos guía en nuestras decisiones cotidianas. Y si estamos a punto de elegir lo que Él no quiere, Él nos da una sensación de duda o de restricción, a lo que debemos prestar atención. Siempre que haya dudas, déjelo de una vez. Nunca hay que tratar de razonarlo, diciendo: "¿será que yo puedo hacer esto?"; Dios nos instruye en lo que debemos elegir; es decir, Él realmente guía nuestro sentido común. Y cuando nosotros nos sometemos a Sus enseñanzas y Su guía, ya no obstaculizamos a Su Espíritu preguntándonos continuamente: "Ahora, Señor, ¿cuál es tu voluntad?"


Si hemos sido transformados en el sentido de que percibimos de forma automática Su voluntad con respecto a nuestras decisiones cotidianas, también vamos a ser capaces de ver lo maravilloso que son las formas en que nos ha conducido. Sabemos que los caminos de Dios no se pueden predecir y que Él ama el sorprendernos con el fin de hacernos felices, o más bien, alegres. Es bastante evidente que solo nos inclinaremos a glorificar a Dios por su maravillosa obra que hace en nuestra vida, si dejamos que Él nos guíe. En aquellos casos en los que obstinadamente mantenemos nuestros viejos hábitos, la idea de glorificar a Dios por sus caminos insondables nunca ocurrirá a nosotros. En su lugar, vamos a estar bien orgullosos de nosotros mismos si algo resultó como esperábamos o vamos a terminar en la desesperación cuando nos damos cuenta de que nuestras elecciones llevaron a circunstancias adversas. En cualquier caso, debemos buscar siempre la voluntad de Dios para el futuro. Sin embargo, si hemos sido orgullosos la mayoría de las veces, Dios tiene que humillarnos con el fin de atraernos de nuevo a Él. Y si nos encontramos desesperados, es muy difícil de llevarnos a sí mismos de un pozo tan emocional y comenzar a confiar en Dios de nuevo. Pero el que es fiel nos ayudará a no importa qué.
En cuanto a glorificar a Dios en todas las circunstancias que han sido ordenadas por él, supongo que ya lo has asumido; es la nueva creación que nace de lo alto, la única capaz de hacer esto. Nuestra vieja naturaleza de Adán, nunca lo hará. En cuanto a estas deliberaciones, compare el devocional de T. Austin Sparks que está debajo, de donde se trae este punto a nosotros.

Hijitos míos, que vuelvo otra vez a estar de parto de vosotros, hasta que Cristo sea formado en vosotros. (Gálatas 4:19).

“La profanación del Nombre del Señor, y la toma de distancia de Su gloria, es la inveterada costumbre y el curso de la naturaleza de la vieja creación. Si encuentras cualquier tipo de la vieja creación entrando en el reino de las cosas de Dios, ¿cuál será resultado tarde o temprano? Ese hombre toma la gloria y deshonra a Dios. ¿No es la historia trágica y oscura de "la Iglesia"; hombres en sus viejos poderes de la creación y la vida, presionando en las cosas de Dios, y queriendo hacer un nombre por sí mismo? La Iglesia ha sido el coto de caza de los hombres para la reputación, posición, influencia y todas esas cosas. La carne siempre hace eso. Quita la gloria de Dios, profana el Nombre de Dios. Para que esto no suceda, debe haber una nueva creación, donde todas las cosas son de Dios. Veo el lamentable estado de estas cosas hoy en día entre el pueblo del Señor en todas partes; la muerte, la debilidad, la limitación, la derrota, el fracaso, la incapacidad para ponerse de pie, para seguir adelante; y, sin ser crítico, censurar o juzgar, se llega a la conclusión mientras se habla con muchos, que la medida de Cristo es patéticamente pequeña. A veces cuando hablas del Señor a las personas que han llevado el nombre de cristianos durante muchos años, te miran como si estuviéramos hablando un idioma extraño.

Pidamos al Señor que, por lo que a nosotros respecta, que pueda haber un aumento de Cristo en todos los sentidos. Busquemos la gracia para cualquier horno de fuego a la luz de la explicación, que no es ni lo que es de Cristo que se está probando en nosotros, ni ningún bien dentro de nosotros mismos, pero que lo que no es Cristo debe desaparecer, solo debe ser Cristo, solo Cristo. Por fin este universo no sabrá nada más que Cristo. Él llenará todas las cosas, ¡y va a ser un gran día! Él puede ser totalmente formado en nosotros”

Por T. Austin-Sparks de: La novedad esencial de la nueva creación - Capítulo 2.




Comentarios

  1. ¡Muchas gracias por tu amable introducción, mi querida y dulce hermana! <3 Y tú es una traductora talentosa, también! ¡Gracias por tu gran trabajo!

    Eres un tesoro en Cristo, Patricia. ¡Gracias por ser mi amiga!

    Much LOVE,
    Susanne XOXO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios es bueno y me da la sabiduría. Yo quería un milagro instantáneo de hablar inglés jajajjaa, quería despertarme y hablar perfecto. Creo que el Señor me ha puesto en esta labor para que aprenda traduciendo, así que el crédito es para mi Padre jajajajaja. Gracias a ti por ser mi amiga. Gracias por tus palabras, Dios me ama a través de mis hermanos y eso es maravilloso.

      Eliminar
  2. Debería haberse leído: "Tú es una traductora talentosa, también."

    ResponderEliminar
  3. Bravo, mi hermana! Es bueno verte blogear.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajja, las cosas que hace el Señor Michael. Él nos pone en unas tareas que nos cuestan, para Él glorificarse. Porque la tecnología a veces me queda grande. Un abrazo

      Eliminar
  4. Now I decided to add a comment in English, dear Patricia. I just saw that you changed the Scripture I shared from the Book of Ecclesiasticus ch. 1:25-29 into Proverbs ch. 2:1-12. The Spanish 'Eclesiástico' reads:

    25. O temor do Senhor é a raiz da sabedoria, seus ramos são de longa duração.

    26. A inteligência e a religião da ciência se acham nos tesouros da sabedoria, mas a sabedoria é abominada pelos pecadores.

    27. O temor ao Senhor expulsa o pecado,

    28. pois aquele que não tem esse temor não poderá tornar-se justo. A violência de sua paixão causará sua ruína.

    29. O homem paciente esperará até um determinado tempo, após o qual a alegria lhe será restituída.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Listo mi Susan, ya lo corregí, para que lo leas. Gracias por el link porque para las próximas ya no tengo problema. Gracias por tu comprensión. Un abrazo gigante.

      Eliminar
  5. Oops, that seems to have been the Portuguese version of this book. Difficult to find the Spanish one online, indeed. Searching, still... So, found it, finally. ;-) The Spanish 'Eclesiástico' reads (Book of Ecclesiasticus ch. 1:25-29):

    25) La raíz de la sabiduría es el temor del Señor *; y sus ramos son de larga vida. 26) En los tesoros de la sabiduría se halla la inteligencia y la ciencia religiosa; mas para los pecadores la sabiduría es abominación. 27) El temor del Señor destierra el pecado: 28) quien no tiene este temor, no podrá ser justo; porque su cólera exaltada es su ruina. 29) Por algún tiempo tendrá que sufrir el que padece, mas después será consolado.

    http://www.eximsystems.com/LaVerdad/Antiguo/Ecli/Eclesiastico.htm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón, no encontré Eclesiástico, por eso busqué en Proverbios una parecida. Pero ya la cambio, gracias por enviarme el link para hacer el cambio mi amada. So sorry my dear friend.

      Eliminar
    2. Yes, my precious sister, Ecclesiasticus in Spanish was VERY difficult to find on the internet! Thank you for the scriptural change in the posted article above, dear Patricia. Much appreciated! :-)

      Lots of love,
      Susan(ne) ;-)

      Of course, you can call me Susan, Suzanne, Suzy, whatever you like. But I believe if people search for my name on the internet, they will find another person when they search for "Susan Schuberth" (which is English) instead of Susanne Schuberth (which is German). Could you, please, correct that as well?

      Thank you, my sweet sister! <3 <3 <3

      A giant hug to you! <3

      Eliminar
    3. Tienes razón, no había caído en cuenta de este error. Ya lo cambio para que las personas te encuentren fácilmente. Un abrazo de oso, mi amada Suzy.

      Eliminar
  6. Mi Suzy, ya corregí el nombre, por favor dime si quedó bien escrito. Un abrazo en el amor de nuestro Cristo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

DEJA TU COMENTARIO (BIENVENIDOS LOS COMENTARIOS CONSTRUCTIVOS Y QUE EDIFICAN)

Entradas populares