GOTAS DE LLUVIA Por Adriana Patricia

Estas pequeñas meditaciones son como gotas de lluvia en medio del calor de la pruebas. Esta es la primera. 


Cada uno de nosotros podemos estar seguros de que si el Señor en su infinita Misericordia y bajo Sus propósitos nos envía por terrenos escarpados, Él nos proveerá del calzado adecuado, como aquel alpinista que se pone un zapato especial y muy resistente. El Señor no me quita las montañas, me equipa para poder subirlas.  Me equipa con Su amor, con la fe de Él, con Su fuerza, Su poder, Su palabra, Su Espíritu, Su luz y Su guía. 

"El Señor DIOS es mi fortaleza, el cual hace mis pies como de ciervas. Y en mis alturas me hace andar" Habacuc 3:19.

Comentarios

Entradas populares