LA DEMOCRACIA CONTRA CRISTO Por Javier Vargas

Deseo compartir con ustedes, queridos lectores, un libro excelente, que al leerlo confronta las fibras más profundas de la existencia. Para aquel que está deseoso de entender lo que el Señor tiene que decirnos acerca de este sistema religioso y político, será maravillosamente recibido; no obstante, para aquel que es un nadador muy hábil en la ciudad de la religión, que se ha compenetrado con el mundo y que además esconde su cabeza como el avestruz, quizás este libro suene ofensivo. Pero de todas maneras lo comparto,  para que el que tenga oído para oír, oiga lo que el Señor tiene que decirnos, así no nos guste. 

Y como estamos en época de elecciones y cada cual saca su mejor estrategia para conquistar a las masas, pues llega como anillo al dedo. A los que ya lo leyeron sería bueno recordarlo y a los que no y no son capaces de oír la verdad, pues como le dijo Morfeo a Neo en la película "Matriz", podrá tomar la pastilla azul y seguir como si nada o  tomar la roja y salir de su ceguera. 

Esto me lleva a recordar la oración que Cristo hizo a Su Padre  antes de ir a la cruz: 

"Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco yo soy del mundo. No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo" Juan 17: 14 - 16

Recordemos que el mundo es el sistema  religioso, político y económico creado por el diablo. 

Este es un extracto del capítulo tres del libro, anhelo que el Señor los impulse a leerlo. Espero sea de mucha confrontación y edificación a su vida, igual que lo fue a la mía cuando lo leí hace ya seis años. 



...La Biblia muestra que el hecho de que muchos gobiernen (aspecto fundamental de las democracias
modernas), es el resultado de la rebelión del pueblo contra Dios; nunca fue su voluntad que existieran
 tantas cabezas tomando decisiones, y mucho menos, que se consultara al pueblo. Para mí, es como si la junta de médicos esperase a que los pacientes determinen qué tipo de operación seguir o qué prescripción médica tomar. Para Dios las cosas funcionan de esta manera: si las gentes son limpias y hacen lo recto a sus ojos El permite que gobierne el justo y honesto, si este se tuerce, Dios mismo se encarga de sacarlo. Pero si las gentes son torcidas y no se arrepienten de la misma manera levanta un líder que atribula a la nación y todo se convierte en caos. El hombre moderno ingenuamente piensa que Dios no interviene en el destino político de las naciones, aunque la realidad es bien diferente; Dios tiene que intervenir, pues, El no es irresponsable como para dejar a las naciones al garete, El guía a la humanidad a un tiempo en el que va a haber conciencia en los hombres, acerca de que gobernar, excedía la capacidad humana...

...La política debió haber sido la expresión de los valores de hombres limpios, y no de ideologías de actores que siempre buscan favorecer los intereses de pequeños grupos al desdén del interés nacional. Aun en medio de una generación caída, una sociedad será mejor que otra dependiendo de qué tanta influencia práctica de las leyes de Dios exista en el gobierno y en la vida civil, pues si bien la corrupción se manifiesta en todos los gobiernos, no todos viven un estado de corrupción como el que experimenta Colombia y América Latina, donde los actos de corrupción van desde el más encumbrado funcionario hasta el más inferior, desnaturalizándose así, la función del estado que es servir al bien común, entonces, unos pocos se sirven del estado, pues esto tiene lugar en una sociedad en donde el dinero ha llegado a ocupar un lugar equivocado en la tabla de valores...

...El origen de la corrupción no es político, económico o social, en realidad es moral, por lo tanto, todos los esfuerzos orientados a las instituciones, las estructuras, o el abogar por una reforma política, es como
  darle paños de agua tibia a un enfermo terminal, pues, a esa “cleptocracia”, que se refiere a la banda de 
ladrones que se instaló en la cima del estado, no los podrá cambiar la expedición de nuevas disposiciones, ya que se requiere de una reforma más profunda: la del corazón, la cual sólo se puede dar con la intervención directa del Espíritu de Dios y la voluntad del hombre. Este flagelo en la administración pública se redujo a un eslogan: “Contra la corrupción”, que los mismos corruptos utilizan en campaña para capturar ingenuas conciencias. Es inevitable la ruina de una nación, cuando sus lideres carecen de condicionamientos morales ya no los meramente convencionales, si no los que afectan a una nación de manera existencial...

...La democracia además de ser un gobierno manipulado por el adversario, es también una forma de gobierno humano "Pro Tempore"6, pues si una cosa es clara, es que Dios no va a permitir la existencia indefinida de un sistema que perpetúa la injusticia; por el contrario, el epitafio a esto, que el hombre tiene por sublime, fue revelado a Juan en la isla de Patmos:


Apocalipsis 11:15 “Y el séptimo ángel tocó la trompeta (dio un mensaje), y fueron hechas grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos (gobiernos) de este mundo (las naciones) son reducidos a nuestro Señor y a su Cristo; y reinará para siempre jamás"...

...La política no ha logrado tener éxito en el arte de gobernar, porque no conoce realmente quien es el hombre, y por lo tanto, la sociedad, por eso, no podemos condenar el liderazgo político, que hasta la

fecha no ha sido pastoreado conforme a ciencia e inteligencia, pues la religión, que logró alcanzar un sitio de privilegio en la sociedad contemporizando con el statu quo y situándose muy cerca del estado, no goza de la autoridad que da la integridad, pues a mi juicio esa institución es inmensamente más corrupta que la clase política, sin desconocer que algunos integrantes considerados individualmente tienden al bien, y que de otro lado muy buena parte de lo que hoy se conoce como la iglesia cristiana, le sucedió lo que reza el texto bíblico: "tal la mama la hija". Lo que es evidente es que Dios en la tarea de redención tuvo buena voluntad con muchos hombres de la vida pública que reconocieron que El era, es y seguirá siendo la verdadera autoridad, y conforme a ese reconocimiento enmendaron costumbres políticas que al común de sus colegas les parecía normales. Nuestros amigos de la vida pública o política no pueden seguir jugándose su destino hipotecando sus conciencias por un pasajero cuatrienio constitucional sino deben meditar en lo que le dijo Daniel, el profeta, a Nabuconodosor en entonces rey de Babilonia:


Daniel 4:27

“Por tanto, oh rey (reyes modernos), aprueba mi consejo, y redime tus pecados con justicia, y tus
iniquidades con misericordias de los pobres: he aquí la medicina de tu pecado...

...Para Dios un hombre que es llamado a enfrentar la difícil tarea de reconstrucción, no puede ir dotado con el simple dominio del conocimiento humano, pues se requiere de una condición que solo puede dar la escuela del quebrantamiento y la aflicción. Pues parece ser que esta fue la única vía que Dios escogió para acercar al hombre a un nivel de realidad, que sin temor a equivocarme, no la puede proporcionar la teoría; parece que esto prepara al hombre por dentro, pues es de allí de donde salen todas las conductas desviadas. A esta difícil realidad se llega después de entender que ningún hombre que haya sido usado por Dios, se pudo sustraer a este desierto, pues es imperativo entrar al gobierno de Dios después de mucha aflicción. Si lo expresamos de otra forma, se podría decir que la luz entra después del dolor, como lo que le sucede a una mujer que va a dar a luz, la cual primero tiene que experimentar dolor en la angustia del alumbramiento...

...Jesús se ha caracterizado por una aguda alergia al liderazgo farisaico (religioso) que ha dominado las sociedades, donde se hace énfasis en ser y parecer coherente e inteligente, evadiendo la verdad, tomando determinaciones que primero consultan el apetito particular o de bancada. Al colocarse del lado de la verdad y ascender por esta escalera, no habrá lugar a dudas de que el camino estará plagado de litigios judiciales infundados, peligros de muerte, afrentas, escarnios, burlas, incomprensiones, la reacción violenta de una sociedad ciega y las maquinaciones de la palestra político-religiosa. El adversario actuó muy hábilmente en las religiones, pues cauterizó la conciencia del hombre a través de éstas, privando para el caso que nos ocupa, a la clase dirigente del conocimiento de las certezas registradas en las escrituras necesarias a tener en cuenta para poder gobernar. Pues estas religiones vaciaron el contenido fundamental del evangelio por una falsa conciencia que se centra en ritualismos, afirmaciones generalizadas y música contemplativa o sentimental; abandonando la energía moral que inicia de la instrucción bíblica, por una cultura de la imagen que anestesia en el individuo el sentimiento de culpa necesario para poder orientar la conducta. Cuando las cosas no suceden en el orden que Dios estableció, se origina lo que El llamó una dirigencia farisaica, que no sólo actúa mal, sino que también se encuentra casi en una total incapacidad de actuar bien, pues no se tiene más referente que el dictado por el "alter ego" y la propia sociedad...
  
 ARCHIVO EN PDF:


Comentarios

Entradas populares